· 

Entrevista a Julio Zoccatelli, autor de “Vivir Antártida”

Julio Zoccatelli es Guardaparque desde 1983 y autor del libro "Vivir Antártida",  pasó tres años, con sus respectivos tres inviernos en la Antártida.

 

Más sobre Julio:

 

Hombre patagónico. Sus primeros 15 años de servicio los realizó de pequeño con el grupo Scout. En 1978 comezó a trabajar de Guardavidas en la Cruz Roja. En 1983 se recibió de Guardaparque y su primer servicio fue en el Parque Nacional Los Alerces, donde trabajo un poco más de diez años. En 1994 en el Parque Nacional Iguazú y en 1998 en Parque Nacional Lanin. y en el 2006, 2010 y 2015 en la Antártida.

 

Cual es la situación de Argentina hoy?

 

Argentina es reclamante de un sector de Antártida. Al considerarse territorio nacional y al ser protegido de forma internacional por el Tratado Antártico. La Administración de Parques Nacionales y la Dirección Nacional del Antártico, dependiente del Ministerio de Relaciones de Exteriores y Culto, firmaron un convenio en que desde 1990 (de forma ininterrumpida) el cuerpo de Guardaparques Nacionales prestan sus servicios en la Base Orcadas en la isla Laurie de las Islas Orcadas del Sur en Antártida. 

 

La entrevista:

 

1. Teniendo en consideración que sos Guardaparque. Puedes explicarnos cómo llegaste a la Antártida a hacer actividades específicas allí por tres inviernos no consecutivos.

 

Llegue en tres oportunidades a trabajar en Antártida por el convenio que tiene el Instituto Antártico Argentino con la Administración de Parques Nacionales. Y en los concursos de oposición y antecedentes salí seleccionado en las oportunidades que me presente.

 

2. Cuando mencionas: "me identifico como un luchador de mis proyectos, un contemplador que sabe, desde la vivencia, que todo en la naturaleza y en la vida es digno de admiración. Por eso, pretendo continuar viviendo en armonía con el medio ambiente, ayudando a mejorarlo y a protegerlo", implícitamente es un sano consejo a las personas. Crees que la Antártida te permitió dar cuenta de ello?

 

Lógicamente el tiempo de vivir tantos meses en Antártida permitió afianzar este tipo de pensamientos y convicciones.

 

 

3. Muchas personas pueden creer que ya conocen el sentido de sus vidas y otras están en búsqueda de ello. Pero usted menciona  "buscando experiencias valiosas que logren dar un nuevo sentido a la vida. Todo esto, asociado con este medio hostil, desconocido y de un aislamiento total". Cómo explicarías y aplicarías esto a las personas de vida urbana. 

 

Esto lo puedo explicar, dado los tiempos que uno tiene en esas latitudes para estar solo con sus pensamientos, re valorando muchas de las cosas que en una ciudad por el propio ritmo de vida, no se dan los momentos o tiempo para reflexionar y meditar en profundidad.

Y uno lo aplica, al encontrarse en situaciones limites, momentos de carencias y austeridad. Donde se descubre los desafíos que somos capaces de encarar y  superar, conociendo nuestros límites personales. 

 

Muchas gracias Julio!