· 

Científicos británicos en carrera para encontrar el naufragio perdido del "Endurance" de Ernest Shackleton

Ernest Shackleton's Ship Endurance Trapped in Ice. PH CREDIT: BETTMANN
Ernest Shackleton's Ship Endurance Trapped in Ice. PH CREDIT: BETTMANN

 

Cuando el 21 de noviembre de 1915 la nave exploradora polar Endurance cedió finalmente al hielo antártico, Ernest Shackleton y su tripulación iniciaron uno de los intentos de supervivencia más duros de la historia.

 

Su dura prueba de cinco meses en los témpanos de hielo seguidos por una travesía de 720 millas náuticas de Georgia del Sur se ha convertido desde entonces en leyenda, estudiada por académicos y aventureros durante más de un siglo.

 

Pero del barco en sí, no se ha detectado ningún rastro desde el día en que cedió al hielo.

 

El lunes, un equipo liderado por británicos anunció que se disponía a encontrar el naufragio de Endurance, que se cree está en reposo a casi dos millas por debajo de la plataforma de hielo Larsen C en el mar de Weddell.

 

Operando desde el buque de investigación SA Agulhas II, la expedición utilizará los submarinos no tripulados más avanzados del mundo para explorar el lecho marino.

 

Pero también llegarán armados con una herramienta igualmente importante: información del diario del capitán Frank Worsley, el famoso navegante que estaba ocupado registrando lecturas precisas incluso cuando el barco se hundía.

 

Al menos tres intentos previos para encontrar al Endurance herido han fallado.Si la nueva Expedición Marítima 2019 de Weddell tiene éxito, el barco se incluirá en la lista de monumentos históricos, protegidos por el derecho internacional.

 

En 2013, científicos del Museo de Historia Natural de Londres dijeron que creían que el barco podría haber sido preservado de gusanos perforadores de madera por la Corriente Circumpolar Antártica.

 

"Si la expedición encuentra el naufragio, lo revisaremos, fotografiaremos y filmaremos y documentaremos su estado", dijo el profesor Julian Dowdeswell, director del Scott Polar Research Institute de la Universidad de Cambridge, quien dirige el equipo.

 

"Si hay especies marinas de aguas profundas que colonizan los restos del naufragio, los biólogos marinos pueden tratar de obtener muestras científicas utilizando el Vehículo operado a distancia (ROV), si eso se puede desplegar sobre el sitio desde el barco.

 

Construido en Noruega en 1912, el Endurance fue posiblemente el barco de madera más fuerte jamás construido, con una quilla de 85 pulgadas hecha de cuatro pedazos de roble.

 

Pero a diferencia de algunos barcos con "fondo de cuenco" de la época, no estaba diseñado para levantarse del hielo cuando este se cerraba. Significó que cuando el barco se vio acosado en medio del hielo polar, la presión fue tomada por el casco, que se rindió después de diez meses. Shackleton y sus 27 miembros de la tripulación pasaron semanas sobreviviendo en el hielo.

 

Eventualmente usaron tres botes salvavidas para llegar a Elephant Island. Shackleton y otros cinco zarparon hacia Georgia del Sur en busca de ayuda, llegando dos semanas después. No fue sino hasta agosto de 1916 que los últimos de su tripulación fueron rescatados.

 

Financiado por la Fundación Flotilla, la nueva expedición enviará drones por delante de la SA Agulhas II para trazar la mejor ruta a través del hielo. El esfuerzo para localizar el Endurance se llevará a cabo junto con un estudio científico detallado de la plataforma de hielo Larsen C, que es muy susceptible al calentamiento atmosférico desde arriba y al calentamiento del océano desde abajo. La cuarta plataforma de hielo más grande de la Antártida, el cuerpo tenía 17,000 millas cuadradas en julio de 2017.

 

"Nuestra expedición será la primera en utilizar vehículos submarinos autónomos", dijo el profesor Dowdeswell. "Debido a que los AUV pueden nadar libremente, no es necesario que el buque esté directamente sobre la ubicación del naufragio. "Siempre que podamos acercarnos lo suficiente a la ubicación del barco, podemos desplegar los AUV bajo el hielo y realizar la búsqueda".

 

Cuando el Endurance quedó atrapado, estaba navegando para desembarcar a Shackleton y desde allí dar comienzo a su intento de cruzar la Antártida.

 

En 2016, el teniente coronel Henry Worsley, un pariente lejano del capitán del barco, el capitán Frank Worsley, murió a solo 30 millas del logro de la hazaña.

 

 

 

 

Fuente: https://www.telegraph.co.uk/news/2018/04/10/british-scientists-race-find-lost-shipwreck-ernest-shackletons/

Traducción propia.